RESPETA O SERAS CASTIGADO

Nuestros mayores, en general, son respetuosos con su entorno, tienen, como es lógico una visión distinta del mundo y alzan la voz cuando es necesario para dejar clara su disconformidad.

Hasta aquí, nada que objetar.

Pero amigos míos, el que de joven fue un irreverente e irrespetuoso, de mayor, lo que suele ocurrir es que se acentúa esa tendencia.

Igual que nuestros ancianos no se deben dejar avasallar por la juventud, a veces, al contrario, también tenemos que mantenernos firmes, con respeto y argumentos, dejando claras nuestras opiniones y evitando entrar en el juego de la provocación.

Esta feo dar una “torta” a un anciano (violencia no, gracias) pero no debemos dejar que eso se convierta en barra libre para el anciano irrespetuoso y agresivo, va a ser que NO.

Respetad y seréis respetados.

Pedro Miras - respeto